Los 10 accidentes más comunes al andar en bicicleta 2

Uno de los riesgos más grandes del ciclismo urbano es sufrir alguna colisión con otro vehículo. A continuación les presentamos los 10 accidentes más comunes y algunas medidas que podemos tomar para reducir la probabilidad de que ocurran.

Probablemente la mayoría de las colisiones son así. Un vehículo cruza una intersección, sale de un estacionamiento repentinamente e impacta al ciclista.¿Cómo evitarlo? Circula por el centro del carril, disminuye la velocidad o detente si es necesario, mantente visible y atrae la atención del conductor si crees que no te ha visto.
Otro accidente muy común sucede cuando circulamos muy pegados a los coches estacionados a la derecha de la calle. Si abren la puerta sin fijarse puede que nos golpeen o que nos impactamos directamente con la puerta abierta.¿Cómo evitarlo? Circula por el centro del carril manteniendo una distancia prudente con los coches aparcados.
Cuando circulamos por las aceras y cruzamos la calle por un paso de peatones corremos el riesgo de ser impactados por un coche que gira hacia la derecha.¿Cómo evitarlo? No circules por las aceras. Si por alguna razón tienes que cruzar por un cruce peatonal lo ideal es bajarte de la bicicleta y caminar con ella a un lado.
Se cree que circular en sentido contrario es más seguro porque el ciclista puede ver los autos que se acercan. Al circular en sentido contrario nos exponemos a chocar con vehículos girando o inclusive con algún peatón u otro ciclista.¿Cómo evitarlo? No circules en sentido contrario.
Una mala costumbre de muchos ciclistas es adelantarnos a los vehículos que se encuentran parados en un semáforo por el lado derecho, situándonos así en un punto ciego para los coches. Corremos el riesgo de que si el conductor gira a la derecha nos corte el paso o nos impacte directamente.¿Cómo evitarlo? Conserva tu carril y si quieres adelantar, hazlo por el lado izquierdo.
Hay muchos conductores que van a dar vuelta a la derecha en alguna intersección e intentan ganarle el paso a los ciclistas para alcanzar a dar la vuelta.¿Cómo evitarlo? Ponte alerta al aproximarte a una intersección y presta atención a tu lado derecho al acercarte al cruce.
Hay ocasiones en las que nos topamos con algún vehículo que circula lentamente y lo intentamos adelantar por la derecha, corriendo peligro si éste repentinamente se mueve hacia la derecha.¿Cómo evitarlo? Como cualquier otro vehículo los adelantamientos se hacen por la izquierda y si tu eres quien va a girar asegúrate de que no hay vehículos a tu derecha.
Imaginemos una vía de doble sentido y un coche, que venga en sentido contrario al nuestro, gire a la izquierda.¿Cómo evitarlo? Disminuye la velocidad en este tipo de intersecciones y usa luces y ropa reflectante para una mayor visibilidad.
La mayoría de las veces en que un ciclista es impactado por detrás ocurre mientras se mueve, sin fijarse, hacia su izquierda. Ya sea para cambiar de carril o por evitar algún obstáculo en el camino.¿Cómo evitarlo? Mira bien a la izquierda antes de realizar cualquier maniobra y ayúdate de señales manuales para comunicar tus movimientos a otros vehículos.
Ataque por retaguardia. Afortunadamente este tipo de colisiones no es muy común, pero uno de los más temidos al no poder ver los vehículos que se acercan por detrás.¿Cómo evitarlo? Circula siempre por el centro del carril y mantente visible (luces, reflectantes, etc.)

 

En Mis Herramientas podemos ayudarte con la iluminación y la ropa reflectante. Disminuye las causas de sufrir accidentes. ¡Hazte ver con nosotros!

Fuente | LaBicikleta