Holanda, el mejor país para ir en bicicleta

Ir en bicicleta en Holanda es un verdadero placer. No es casualidad que se trate del país con la mayor densidad de bicicletas del mundo y cuente con unos carriles bici modernos, que incluso conectan una ciudad con otra para así evitar los atascos en las carreteras. Sin embargo, quizá lo más sorprendente, es que existan alojamientos exclusivos para aquellos viajeros que decidan visitar el país de los tulipanes en bici. Su capital, Ámsterdam, encabeza la lista de las mejores ciudades para los ciclistas urbanos del mundo, con unas infraestructuras preparadas para la circulación en bicicleta, garantizando siempre su seguridad. Además, a pesar del abundante tráfico de dos ruedas, la circulación es tranquila y sosegada. Otra de las ciudades destacadas es Zwolle, en la provincia de Overijssel, que este año 2014 se ha hecho con el premio a  ‘mejor ciudad de Holanda para ir en bicicleta’ gracias, en parte, a la construcción de rotondas para bicicletas y túneles subterráneos. No sólo los núcleos urbanos están preparados para los amantes del biciclo, también se han creado autovías para que los ciclistas puedan visitar distintos puntos de la geografía holandesa. Un ejemplo es el puente de 190 metros de largo que conecta la ciudad de Rotterdam y la reserva natural de Rhoon. Incluso los turistas pueden disfrutar de este saludable medio de transporte, ya que tienen la posibilidad de realizar la ruta holandesa del Rhin en bicicleta, siguiendo un recorrido de 270 km donde se pueden visitar los bosques de la región de Veluwe, el Parque Nacional De Biesbosch, entre otros puntos de interés.

Fuente | Expreso