Consejos para mejorar la seguridad de tu bicicleta

Por desgracia, actualmente en España no es raro ser víctimas del robo de una bicicleta o de alguna de sus partes. Lo que es indudable es que si tenemos un buen candado y cumplimos una serie de normas nuestra bicicleta se convertirá en un “hueso duro de roer” para un potencial ladrón. A continuación te damos varios consejos para mejorar la seguridad de tu bicicleta:

  • Marca tu bicicleta

Uno de las principales razones del robo de bicicletas es vender la bicicleta robada lo antes posible. Los ladrones de bicis no quieren una bici que sea fácilmente identificable. Una idea es marcar ambas cubiertas de las ruedas con tus iniciales, así como el tubo superior de la bicicleta por la parte interior. Así, si apareciese tendrás la seguridad de que es la tuya.

  • Apunta el número de serie

Muchas veces es difícil demostrar que una bici es tuya. La factura la perdiste, te la dejó un amigo, la heredaste… Si puedes, haz una foto del número de serie de la bicicleta (suele venir debajo del eje pedalier) y llévala siempre en una foto hecha en tu teléfono, podrás usarlo como documentación de tu bici.

  • ¿Donde la dejo?

Habla con tu tienda de bicis habitual y pregunta si saben de muchos robos de bicicletas en la zona. Ellos te dirán de lugares seguros para dejar tu bici.

  • Ausencias previsibles

Procura no dejar tu bici en estaciones de tren o metro. Los ladrones sabrán que estarás fuera todo el día y tendrán más margen de maniobra. Procura dejar la bici en zonas de tráfico de peatones y si hay alguna cámara de vigilancia cercana mejor aún.

  • No aparques siempre en el mismo sitio

No dejes la bici siempre en el mismo sitio. Intenta cambiar de lugar cada día. Así, será más difícil que alguien la tenga “fichada”.

  • Y, por supuesto, compra un buen candado

Los mejores candados que puedes encontrar en el mercado para tu bicicleta son los de tipo U y los plegados, y en Mis Herramientas tenemos de ambos tipos. Pásate por nuestra sección de “Candados para bicicleta” y elige el que más se ajuste a tus necesidades.

Fuente | Slowroom