‘Burgos con Bici’ elabora un catálogo de señales erróneas para ciclistas

El pasado día 30 de Enero de 2014 una joven ciclista fue arrollada por un automóvil en un paso de bicicletas pintado en paralelo a un paso de peatones (en avenida de Castilla y León, confluencia con calles Severo Ochoa y calle Canales). En el carril bici había un ceda, pero según la asociación «no parece que el conductor interpretase que tenía preferencia, más bien parece que no vio a la ciclista». Tras este accidente se generó un vivo debate en la ciudad sobre la prioridad en estos pasos, algo que muchos aún no tienen claro.

Los integrantes de la asociación Burgos con Bici están tan hartos de que el Ayuntamiento mire para otro lado ante la proliferación de señales contradictorias que afectan a los ciclistas que anima a todos los que se sientan perjudicados a que «reclamen al Ayuntamiento por los daños» sufridos. Esta organización, que defiende los intereses de los aficionados a las dos ruedas, celebró una asamblea la semana pasada en la que se acordó exigir por cuarta vez que se retiren todas las marcas de ceda el paso pintadas en los tramos del carril bici situados antes de llegar a un paso de ciclistas.
La situación, lamentan, es de «máxima confusión».  Según el Reglamento General de Circulación, las bicis tienen preferencia sobre los vehículos cuando transiten «por un paso para ciclistas», que es el que está marcado en la calzada por unos tacos rectangulares de color blanco, que en ocasiones están pintados en paralelo a los pasos de peatones. Por ello no entienden por qué el Ayuntamiento llenó de señales de ceda el paso los carriles bici de la ciudad.

Pedro Mediavilla, portavoz de la asociación, explica que entran en clara contradicción con la obligación que tienen los conductores de parar cuando se encuentran ante un paso habilitado por donde cruzan ciclistas. Cuando conviven ambas señalizaciones horizontales «deben parar los dos, pero la norma da la prioridad a los ciclistas», explica la misma fuente. En dos conversaciones con responsables municipales, indica Mediavilla, reconocieron que la colocación de esos cedas «era un error».
La asociación está llevando a cabo un inventario de la señalización existente en todos los cruces del carril bici con otras vías de la ciudad, a fin de presentársela al Ayuntamiento con el fin de que corrija todos los errores.
Fue a un técnico municipal a quien se le ocurrió pintar estas marcas de ceda el paso. Burgos con Bici ha sido muy combativa y arrancó hace años a los responsables de Movilidad el compromiso de eliminarlas, pero no ha sido así, aún un 50% de los tramos del carril bici las conservan.
Y, según recuerda, el colectivo al que representa ha pedido en numerosas ocasiones -cuatro ya- al Consistorio que elimine todos esos cedas el paso, «que solo contribuyen a crear confusión». La sección de Movilidad se comprometió hace años a retirarlas o al menos a no repasarlas cuando se despinten. Pero la realidad es que a lo largo del carril bici existen muchas todavía.
Contribuiría también a proteger al ciclista que el Ayuntamiento colocara señales verticales advirtiendo de su presencia antes de cada paso de bicicletas. Los hay en algunos, pero en muchos otros no.
Esta organización ha enviado  sus exigencias a dos departamentos del Ayuntamiento con competencias en la materia, la sección de Movilidad y la de Tráfico, «con el fin de que nadie eluda su responsabilidad».

Fuente | BurgosConBici