Bicicletas Blancas

Muchas veces vamos por la calle y vemos en algún cruce o en alguna esquina una bicicleta blanca, en forma de recuerdo por alguna victima en bici. Son bicicletas que intentan decir “un ciclista fue atropellado aquí.” Estas bicicletas suelen ir acompañadas de flores y, en algunas ciudades, de un cartel con el nombre del fallecido.

La bicicleta blanca no solo significa luto. También es una señal de indignación por la falta de atención hacia los que pedalean una bicicleta en una ciudad plagada de automóviles.

El diario británico The Guardian mencionó, en un artículo escrito en 2011, que la primera bicicleta blanca (también llamada bicicleta fantasma) se colocó en 2003 en St. Louis, Missouri, Estados Unidos. Según la versión del diario, un hombre pintó de blanco el esqueleto de una bicicleta y lo amarró cerca del lugar donde presenció que un autobús atropellaba a un ciclista.

En Nueva York, la organización GhostBike.org (bicicleta fantasma) contabiliza en un mapa de Google la cantidad aproximada de bicicletas blancas en ciudades de 28 países. El país que reporta más bicicletas fantasma es Estados Unidos, con 116 ciudades. Ghost Bike también existe en Londres. Según el diario británico Daily Mail, un hombre llamado Steve Allen comenzó el movimiento. En 2003, un amigo suyo murió atropellado en su bicicleta por un conductor ebrio. Steve viajó a Estados Unidos y conoció la organización norteamericana. Al volver estableció una sede en su país.

Y así en muchos países.

A menudo las bicicletas que se cuelgan son donadas o rescatadas por gente que sufrió un accidente pero no resultó gravemente herida y así donan su bicicleta abollada para recordar la muerte de algún joven atropellado.

Para terminar solo añadir que “cosas simples como el alumbrado” ayudarían a disminuir la cantidad de accidentes.

Fuente | Sexenio